Cómo mudarte con una furgoneta

Cómo mudarte con una furgoneta… 7 pasos

Si vives tú solo, no es nada raro que tomes la decisión

cuanto cuesta una mudanza internacional

de realizar tu mudanza solamente en una furgoneta, porque consideras que es un malgasto de dinero pagarle una empresa profesional de mudanzas eficientes que sus pertenencias no son muchos; además, sabes que tiene suficientes amigos como para colaborar en la mudanza y todo esto te ha hecho decidir que el único resto que tienes que hacer es el de alquilar una furgoneta.
Probablemente no sea tan sencillo como suene, pero si ya tomaste la decisión, entonces vamos a apoyarte y a ayudarte a realizar con éxito la mudanza completa de todas sus pertenencias en nada más que sólo una furgoneta; sigue estos pasos uno a uno y te darás cuenta de que te ayudarán a alivianar la carga.

El tamaño sí importa

Estamos hablando de todo, no solamente del tamaño de la furgoneta para saber qué tanta carga podrás ponerle, sino que también, profesionales de mundo mudanzas nos mencionan que es muy importante saber conducir correctamente el vehículo; si estás acostumbrado a conducir vehículos pequeños,

entonces tendrás que tener extremo cuidado al conducir en la furgoneta y en especial por el hecho de que llevas carga y tienes que tener la capacidad de frenar a tiempo en alguna emergencia, ya que tu cargará más dificultoso el que el vehículo para el inmediato.

Permisos y cobertura de seguro

Hay muchas empresas de mudanzas baratas madrid que tienen servicios para mudanzas pequeñas, pero si sigues empeñado en hacerlo todo tu mismo, tienes que saber que necesitas tener al menos 23 años de edad para que te puedan alquilar una furgoneta, aparte de tener también más de dos

años de portar tu carné de conducir; las compañías que rentan vehículos suelen darte la oportunidad de ampliar el seguro durante tu uso, es bueno que lo consideres si no tienes experiencia con este tipo de automotores.

La ubicación de los objetos

Ahora ya estamos dentro de la furgoneta y es muy importante que tomes en cuenta a atar bien los muebles, para que no se muevan y puedan dañar tanto a los otros muebles, como los electrodomésticos y tus pertenencias más pequeñas; recuerda que no hay mejor forma de transportar las cosas pequeñas que dentro de cajas debidamente rotuladas.

Responsabilidad en exceso

Hay un conocido refrán que dice que es mejor que sobrevino que falte, definitivamente este es uno de esos casos en los que queda muy bien; aunque estés rentando la furgoneta por horas, no comas ansias ni tengas demasiada prisa, recuerda que estás manejando un vehículo más grande de lo normal, con más carga de lo normal y que por consiguiente necesitas tener mucho más cuidado de lo normal, porque no se trata solamente de tu vida, si no de la de todo aquel que esté transitando por la calle, la que estaría en riesgo si conduces de manera indebida y causas un accidente.guardamuebles madrid

De hecho hasta es muy importante que con anterioridad al día del viaje hayas descansado correctamente, ya que tanto conducir la furgoneta como la mudanza en general, son tareas extenuantes que exigirán de ti bastante esfuerzo.

El aparcamiento

Puede parecer una exageración, pero no tienes idea de cuantos problemas y de cuánto tiempo te puedes ahorrar si solicitas un permiso especial al ayuntamiento previamente, para no verte en apuros de no encontrar un aparcamiento cercano para descargar tus cosas, algo que definitivamente tornaría mucho más difícil toda la tarea y que exigiría tener carretas para transportar las cosas, lo que sería otro gasto y al final terminarás lamentándote por no haber pagado una mudanza liviana, en lugar de haber querido hacer todo solo.

Cuidado con los robos

Recuerda que si estás haciendo la mudanza por tu cuenta, tienes que asegurarte de que quienes te ayuden sean suficientes como para dejar alguien en la camioneta absolutamente siempre, ya que cualquiera podría aprovecharse de que en algún momento no hubiese nadie cuidando y en el menor descuido tomar algunas de las cajas y huir del lugar con ellas; nunca dejes la furgoneta sola, ya que podría significarte una gran pérdida de la cual te costará recuperarte, pues al no contratar a una empresa de mudanzas, no hay aseguranza alguna sobre tus pertenencias.

No olvides el clima

Esto es algo que no muchos toman en cuenta, pero es de vital importancia que analices antes de tu mudanza lo que el servicio meteorológico estima acerca del tiempo, ya que nadie desea estar cargando cajas bajo la lluvia o la nieve y de hecho hasta manejar una furgoneta con peso es algo bastante peligroso en dichas condiciones, así que informarse al respecto mucho antes de salir de casa.

Toma en cuenta todos estos consejos y verás que podrás realizar tu mismo la mudanza sin problemas.