Después de haber abordado las empresas de mudanza Premium  (si no las has visto puedes hacerlo aquí) vamos con los otros dos tipos restantes, los cuales prestan también servicio, pero con más límites en cuanto a posibilidades, lo positivo es que también suelen ser de un precio más aquilatado.

 

Empresas de mudanzas familiares

Estas son compañías de tamaño medio que se constituyen, bien como sociedades o como autónomos. Acostumbran a ofrecer los servicios más demandados, caso del desmontaje y montaje de muebles o el empaquetado de las pertenencias de los clientes. Si necesitas servicios especiales, caso del elevador de fachada puede que lo tengan o estén es disposición de alquilar uno a buen precio. Lo mismo podemos decir que el material de embalaje.

 

empresas de embalaje murcia
El servicio al cliente es flexible y profesional, siendo generalmente el propio gerente de la empresa de mudanza quien atiende y con el que se puede concertar una visita al domicilio a fin de facilitar un presupuesto detallado. En caso de que sea preciso se tramitarán los permisos de aparcamiento con el consistorio correspondiente. Las oficinas radican en las afueras de la ciudad y suelen tener guardamuebles propio.
Los seguros que cubren el valor de la mercancía están entre los 15.000 y 30.000 € pero en función del valor de las pertenencias pueden ampliar el valor cubierto. Tienen camiones con varias capacidades, pero el mayor no suele superar los 40 m3. Ofrecen normalmente servicios locales, nacionales y destinos europeos. Por norma ofrecen servicios más competitivos que las empresas de mudanzas Premium.

 

Profesionales autónomos

Estos tienen uno o dos camiones que ponen a disposición del cliente, pudiendo transportar todo tipo de mercancías. Han entrado con fuerza debido a la flexibilización de la normativa, así como la liberalización del transporte a nivel europeo.
Suelen ofrecer servicios de carga y descarga, y si se solicita montaje y desmontaje de muebles. Muchos suelen tener acuerdos con

empresas de guardamuebles. En algunos casos el éxito está siendo tal que han evolucionado a empresas de mudanzas de tamaño medio, ofreciendo el servicio de elevador de fachada, aunque no suelen generalmente tener este servicio.
El trato con el cliente es directo, siendo el propio conductor del camión o un familiar con quien tratan. No suelen hacer visitas a domicilio por lo que es recomendable detallar lo máximo posible el inventario. Pueden aparcar en zonas de carga y descarga. Sus seguros cubren un valor de mercancía entre 3.000 y 15.000 €.

Suelen ofrecer servicio local, nacional y en ocasiones con destinos europeos. Los servicios de mudanzas entre la península y las Islas suelen ser caros, al tener que hacer de manera individual los transbordos.

En el caso de los precios, son con diferencia los más baratos, la mitad que una empresa de mudanzas tradicional, esto es debido a que ofrecen solo los servicios más demandados. Combinando cargas y haciendo rutas para que se completen los retornos. Si tienes flexibilidad en cuanto a fechas y no necesitas un servicio especial, sin duda son los más recomendables en relación calidad precio.
empresas de guardamuebles